Blog / Noticias
11 de Julio de 2016

Responder-vs-Reaccionar

< Volver al Blog

Vivimos la vida reaccionando!  A todo lo que nos rodea e incluso a lo que nos pasa dentro nuestro, lo que pensamos, lo que sentimos en nuestro cuerpo.  Algunas veces esto nos genera problemas mayores, como ser con nuestros vínculos o con nuestra salud física y mental.
 
Pero como salir de esta reactividad?
Veamos un escenario: estamos en nuestra casa, nuestro hijo pequeño rompe algo. Podemos:
Reaccionar, enojándonos, capaz hasta gritamos, nuestro hijo se pone mal, nosotros también, todo empeora. Este es nuestro piloto automático.
 
También podemos:
Responder, notamos como el enojo va escalando nuestro cuerpo, sentimos las sensaciones, tomamos una pausa para no caer en nuestro impulso automático. Respiramos. Chequeamos que el niño esté bien. Dejamos que pase la sensación molesta, puede ser unos segundos, a veces incluso tenemos que salir de la vista de la situación que nos perturba. Nos damos cuenta que lo que se rompió es un objeto, podemos vivir sin eso. Vemos si podemos reparar el objeto con nuestro hijo, o limpiar juntos. Cuando me calmo, puedo abrazarlo y decirle que todos las personas cometemos errores, rompemos cosas, nos pasan cosas. Podemos aprender a estar mas atentos para que no nos sucedan tanto.
 
Mindfulness nos entrena a prestar atención dentro y fuera nuestro de una manera particular, sin juzgar. Poder observar sin reaccionar, eligiendo como responder, sin que nos “rapte” nuestro cerebro emocional. Pudiendo utilizar nuestro cerebro pensante para resolver las situaciones con nuestro potencial.
 
Le enseñamos a nuestro hijo y a quienes nos rodean, que podemos poner una PAUSA, antes de actuar, observar como se van apagando nuestros impulsos automáticos y podemos usar mejor nuestros recursos.
 
Hay situaciones que no podemos controlar, pero siempre, SIEMPRE, podemos controlar como respondemos a esa situación. Y eso puede hacer toda una diferencia en nuestra salud y relaciones humanas. 

Categoría: Estrés